COMBONIANUM – Formazione e Missione

–– Sito di FORMAZIONE PERMANENTE MISSIONARIA –– Uno sguardo missionario sulla Vita, il Mondo e la Chiesa A missionary look on the life of the world and the church –– VIDA y MISIÓN – VIE et MISSION – VIDA e MISSÃO ––

México: Un pecado aberrante

Editorial: Un pecado aberrante
Domingo, 08 de mayo de 2016 <!–-

–>

La construcción del sistema anticorrupción se entregue a institutos en el más bajo nivel de confianza ante la percepción ciudadana.

México es experimento político de sistemas y medidas anticorrupción que, en diferentes épocas, representaron panaceas para aniquilar el mal corrosivo de la estructura gubernamental y social. En retrospectiva quedaron en el fracaso, puros refraneros populistas, cartas demagógicas que consumieron tal cantidad de recursos presupuestales, fincando elefantes blancos que nunca arrojaron resultados contundentes contra la corrupción y malas prácticas en el ejercicio del poder público.
La alternancia presidencial del 2000 enarboló una cruzada para acabar con “tepocatas” y “víboras prietas”; sin embargo, las alimañas emergieron de los escondrijos y se enriquecieron indecentemente. Las contralorías cambiaron de nombre e integraron entidades de la administración pública federal que, en un momento, quedaron en el limbo jurídico. Como en la alternancia, el regreso del partido ausente de la Presidencia por 12 años, hizo lo que sus predecesores: el juramento inmaculado de cero tolerancia contra la corrupción y barrer la casa para mostrar las manos limpias. Ahora toca el turno al Sistema Anticorrupción con fiscales independientes.
La primera parte del sexenio quedó en la parálisis: tres años perdidos en los laberintos de las palabras, discusiones y congeladoras, mientras la Secretaría de Función Pública (SFP) fue reducida a simple entidad receptora de trámites y contratista, con un encargado de despacho, aunque con sueldo de Secretario de Estado. Tres años convulsos por los escándalos de corrupción, melodramas mediáticos y resistencias por mostrar la cara impávida del “yo no fui”; las inercias condujeron a la reinstalación de un Secretario de la Función Pública que sentenció lo predecible, nadie es culpable, todos están exentos de responsabilidad, al fin juez y parte.
Las presiones vienen del exterior a la clase política por acelerar lo que candidatos  prometieron a cambio del voto en 2012 y 2015. La sociedad civil echó mano de las reformas legislativas para presentar la iniciativa ciudadana 3de3, y hacer ley lo que debería ser práctica común y corriente del ejercicio público. Al terminar el segundo período del primer año de ejercicio legislativo de la LXIII Legislatura, las cosas parecen evidenciar más resistencias que consensos cuando se busca un sistema anticorrupción a modo. La discusión iría a un período extraordinario, y el primero de los dictámenes del conjunto de leyes a reformar constituye al Fiscal anticorrupción, con beneplácito de los partidos en el Senado, para su nombramiento y designación. Nada escapa a la partidocracia.
México está lastimado por los procesos de corrupción a niveles inimaginables. Ya se ha discutido hasta dónde llega y cómo acaba con la economía y credibilidad. Resulta paradójico que, en la democracia, la construcción del sistema anticorrupción se entregue a  institutos en el más bajo nivel de confianza ante la percepción ciudadana, en ellos está el éxito o fracaso de este tema el cual, cada día, va involucrando a distintos sectores de la sociedad, entre ellos la Iglesia Católica, en voz de los obispos. En todos los niveles y sectores es necesario el cambio de actitudes porque la corrupción es fenómeno ubicuo. Se alza la exigencia para que diputados y senadores legislen para bien de México, no de sus partidos que dan cobijo, protección y fuero. Dejar que la corrupción crezca e infiltre en el sistema democrático repetiría el fracaso de anteriores administraciones y, en el ámbito sobrenatural, será aversión a los mandamientos divinos. Como afirma el Papa Francisco, “En toda actitud corrupta hay un cansancio de trascendencia” y en esta discusión legislativa, omisiones y perversiones constituyen un pecado aberrante que clama por  justicia ante los ojos de Dios.
Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

Questo sito utilizza Akismet per ridurre lo spam. Scopri come vengono elaborati i dati derivati dai commenti.

Informazione

Questa voce è stata pubblicata il 10/05/2016 da in Actualidad, Sociedad, Cultura, ESPAÑOL con tag , .

  • 303.851 visite
Follow COMBONIANUM – Formazione e Missione on WordPress.com

Inserisci il tuo indirizzo email per seguire questo blog e ricevere notifiche di nuovi messaggi via e-mail.

Segui assieme ad altri 587 follower

San Daniele Comboni (1831-1881)

COMBONIANUM

Combonianum è stata una pubblicazione interna nata tra gli studenti comboniani nel 1935. Ho voluto far rivivere questo titolo, ricco di storia e di patrimonio carismatico.
Sono un comboniano affetto da Sla. Ho aperto e continuo a curare questo blog (tramite il puntatore oculare), animato dal desiderio di rimanere in contatto con la vita del mondo e della Chiesa, e di proseguire così il mio piccolo servizio alla missione.
Pereira Manuel João (MJ)
combonianum@gmail.com

Disclaimer

Questo blog non rappresenta una testata giornalistica. Immagini, foto e testi sono spesso scaricati da Internet, pertanto chi si ritenesse leso nel diritto d’autore potrà contattare il curatore del blog, che provvederà all’immediata rimozione del materiale oggetto di controversia. Grazie.

Categorie

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: