COMBONIANUM – Formazione Permanente

UNO SGUARDO MISSIONARIO SUL MONDO E LA CHIESA Missionari Comboniani – Formazione Permanente – Comboni Missionaries – Ongoing Formation

No se permite la dispersión de las cenizas de los difuntos

Una instrucción de la Congregación para la Doctrina de la Fe insiste en que la cremación no está prohibida, pero aclara que no se pueden esparcir las cenizas ni conservar en recuerdos conmemorativos o en joyas ( vaticaninsider  25/10/2016, iacopo scaramuzzi)

ceneri

El Vaticano aclara que no se permite la dispersión de las cenizas de los difuntos «en el aire, en la tierra o en el agua o en ninguna otra manera», ni su conversión «en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros objetos». Lo hizo en un documento con el que la Congregación para la Doctrina de la Fe subraya «las razones doctrinales y pastorales para la preferencia de la sepultura de los cuerpos», pero recuerda que la Iglesia católica sostiene, desde los años sesenta, que la cremación del cadáver «no está prohibida», puesto que no «afecta al alma y no impide a la omnipotencia divina resucitar el cuerpo».

La instrucción «Ad resurgendum cum Cristo», para resucitar con Cristo, que fue publicada hoy pero fue firmada el pasado 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Virgen al cielo, por el cardenal Prefecto del ex Santo Oficio, el alemán Gerhard Ludwig Müller, y del secretario, el jesuita español Luis Ladaria, fue aprobada por el Papa el 18 de marzo pasado. Es la primera instrucción de la Congregación para la Doctrina de la Fe durante el Pontificado de Francisco.

El documento recuerda que desde 1963, con la instrucción «Piam et constantem», el entonces Santo Oficio estableció que la cremación no era «contraria a la religión cristiana», indicación que habría sido retomada en 1983 tanto en el Código de Derecho Canónico como en el Catecismo de la Iglesia católica (la cremación de los cuerpos es permitida si se lleva a cabo «sin poner en duda la fe en la resurrección de los cuerpos»).

«Mientras tanto, la práctica de la cremación se ha difundido notablemente en no pocas Naciones, pero al mismo tiempo se han difundido también nuevas ideas en contraste con la fe de la Iglesia», explica la Congregación para la Doctrina de la Fe, que, además, consideró «oportuna la publicación de una nueva Instrucción, con el fin de insistir en las razones doctrinales y pastorales por la preferencia de la sepultura de los cuerpos y de emanar normas en relación con la conservación de las cenizas en caso de cremación».

Siguiendo la «antiquísima tradición cristiana», la instrucción recomienda «insistentemente que los cuerpos de los difuntos sean sepultados en el cementerio o en otro lugar sacro. En el recuerdo de la muerte, sepultura y resurrección del Señor, misterio a la luz del cual se manifiesta el sentido cristiano de la muerte, la inhumación es principalmente la forma más idónea para expresar la fe y la esperanza en la resurrección corporal».

Sin embargo, cuando «razones de tipo higiénico, económico o social lleven a elegir la cremación, elección que no debe ser contraria a la voluntad explícita o —subraya la instrucción vaticana— razonablemente presunta del fiel difunto, la Iglesia no encuentra razones doctrinales para impedir tales prácticas, puesto que la cremación del cadáver no afecta al alma y no impide a la omnipotencia divina resucitar el cuerpo, por lo que no contiene la objetiva negación de la doctrina cristiana sobre la inmortalidad del alma y la resurrección de los cuerpos. La Iglesia sigue prefiriendo la sepultura de los cuerpos, puesto que con ella se demuestra una mayor estima hacia los difuntos; sin embargo —prosigue el documento doctrinal— la cremación no está prohibida, “a menos que esta no sea elegida por razones contrarias a la doctrina cristiana”».

En tal caso, las «cenizas del difunto deben ser conservadas regularmente en un lugar sacro, es decir en el cementerio o, si es el caso, en una iglesia o en un área específicamente dedicada a este fin por las autoridades eclesiásticas competentes», y, solamente en caso de «circunstancias graves y excepcionales, que dependan de condiciones culturales y de carácter local, el Ordinario, de acuerdo con la Conferencia Episcopal o con el Sínodo de los Obispos de las Iglesias Orientales, puede conceder el permiso para la conservación de las cenizas en la habitación doméstica».

Pero, «para evitar cualquier tipo de equívoco panteísta, naturalista o nihilista», no se permite «la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en ningún otra manera, o bien la conservación de las cenizas cremadas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros objetos, teniendo en cuenta que para tales formas de proceder no se pueden adoptar las razones higiénicas, sociales o económicas que puedan motivar la elección de la cremación. En caso de que el difunto hubiese notoriamente dispuesto la cremación y la dispersión en la naturaleza de las propias cenizas por razones contrarias a la fe cristiana —concluye la instrucción— se deben negar las exequias, según las normas del derecho».


Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

w

Connessione a %s...

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Informazione

Questa voce è stata pubblicata il 25/10/2016 da in Actualidad religiosa, ESPAÑOL con tag , , .

San Daniele Comboni (1831-1881)

Inserisci il tuo indirizzo email per seguire questo blog e ricevere notifiche di nuovi messaggi via e-mail.

Segui assieme ad altri 1.612 follower

Follow COMBONIANUM – Formazione Permanente on WordPress.com
ottobre: 2016
L M M G V S D
« Set   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

  • 194,844 visite

Disclaimer

Questo blog non rappresenta una testata giornalistica. Immagini, foto e testi sono spesso scaricati da Internet, pertanto chi si ritenesse leso nel diritto d'autore potrà contattare il curatore del blog, che provvederà all'immediata rimozione del materiale oggetto di controversia. Grazie.

Tag

Advento Africa Ambiente Amore Anthony Bloom Arabia Saudita Arte sacra Bibbia Bible Biblia Boko Haram Book of Genesis Cardinal Newman Carême Chiamate in attesa Chiesa China Chrétiens persécutés Cina Contemplazione Cristianos perseguidos Cuaresma Curia romana Daesh Dal rigattiere di parole Dialogo Diritti umani Economia Enzo Bianchi Eucaristia Europa Famiglia Family Família Fede France Gabrielle Bossis Genesi Gianfranco Ravasi Giovani Giubileo Gregory of Narek Guerra Guglielmo di Saint-Thierry Gênesis Henri Nouwen Iglesia India Iraq ISIS Islam Italia Jacob José Tolentino Mendonça Kenya La bisaccia del mendicante La Cuaresma con Maurice Zundel La preghiera giorno dopo giorno Laudato si' Le Carême avec Maurice Zundel Lectio Lent LENT with Gregory of Narek Libro del Génesis Magnificat Martin Lutero martiri Matrimonio Maurice Zundel Migranti Misericordia Missione Natal Natale Natale (C) Nigeria P. Cantalamessa Pace Padri del Deserto Pakistan Paolo VI Papa Francesco Papa Francisco Pape François Paz Pedofilia Perdono Persecuted Christians Persecution of Christians Persecuzione dei cristiani Pittura Pobreza Pope Francis Poveri Povertà Prayers Profughi Quaresima (C) Quaresima con i Padri del Deserto Quaresma Quaresma com Henri Nouwen Raniero Cantalamessa Rifugiati Sconfinamenti della Missione Silvano Fausti Simone Weil Sinodo Siria Sud Sudan Terrorismo Terrorismo islamico Testimonianza Thomas Merton Tolentino Mendonça Turchia Uganda Vatican Vaticano Venerdì Santo Virgin Mary

Categorie

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: