COMBONIANUM – Formazione Permanente

UNO SGUARDO MISSIONARIO SUL MONDO E LA CHIESA Missionari Comboniani – Formazione Permanente – Comboni Missionaries – Ongoing Formation

¿Cómo podría yo soportar no ser Dios?”

UNCE TU CARRO A UNA ESTRELLA

GIF - Natale (11)

Quien conduce un carro tiene que prestar mucha atención al camino, porque, de lo contrario, puede volcar. El carro va delante, y nosotros miramos hacia abajo para ver los obstáculos que hay en el suelo.
Leonardo da Vinci nos da un consejo: ¡Unce tu carro a una estrella!¿Qué significa uncir la vida cotidiana, las cosas que hacemos, a una estrella?
Este genial artista del Renacimiento está convencido de que debemos orientarnos por las estrellas, no por el suelo, pues de lo contrario, según él, quedaremos ciegos. El propio Leonardo unció su carro a una estrella, y ello le permitió ver por encima del horizonte de su tiempo. Él fue no solo un pintor genial, sino que además realizó inventos magníficos, gracias a su facultad de ver la realidad de una manera diferente. La estrella a la que unció su “carro” le permitió ir mucho más allá de lo que se conocía y reconocía entonces, e hizo de él un precursor de la moderna investigación de la naturaleza.
Si uncimos nuestro carro a una estrella, eludiremos el peligro de vivir únicamente en la trivialidad y la mediocridad de nuestra vida diaria.
Tenemos que vivir en el mundo con un corazón que apunte más allá de este mundo. Sólo así podremos aguantar en él. Y sólo entonces nuestro trabajo no nos causará frustración. Quien unce su carro a una estrella ve más allá de los obstáculos y no queda preso en ellos. Su destino está más allá de lo visible y lo trivial. Por eso puede seguir conduciendo su carro con sosiego y en libertad.
Anselm Grün, monje benedictino alemán.

¿Cómo podría yo soportar no ser Dios?”

El deseo de valer se engrandeció, hasta una especie de desmedida, en el grito de Nietzsche: “Si hubiera dioses, ¿cómo podría yo soportar no ser Dios?” Hasta allá, como en el mito de Prometeo, hasta allá quiere ir el hombre; no soporta que haya dioses si él mismo no lo es… Y ante este llamado del hombre, ante todo ese movimiento instintivo interior, ante el deseo de valer, ante el evangelio que pretende divinizar al hombre, ¿cuál es la respuesta de Jesús? Él nos trae el misterio de Navidad. Algo inesperado y maravilloso que se expresa bajo la pluma de los Padres de la Iglesia y que san Agustín condensa en una frase de infinita plenitud: “Dios se hizo Hombre para que el hombre se hiciera dios”. ¡Qué patético es ver que finalmente todo a lo que el mundo aspira, todo lo concede Cristo!… Y por eso, la moral de Jesús es: “Amigo mío, ¡sube más arriba!” (Lc. 14,10). Dios se hizo Hombre para que el hombre se hiciera dios…
Maurice Zundel

Con María, llamados a ser la cuna de Jesucristo.

El mayor poder del mundo es la sonrisa. La sonrisa nos da vida y su ausencia da muerte. Donde no hay sonrisa se apaga la vida. Donde hay sonrisa la vida prospera. Pero es también la mayor fragilidad.
La sonrisa es tan poderosa cuando es recibida, como impotente ante un rostro cerrado. Guarden esta imagen de la sonrisa que es la única verdadera imagen del poder divino. Comprenderán que Dios es a la vez la fuente de toda vida y el Dios crucificado: él da la vida y muere.
La vida encuentra en él su cuna, pero tenemos el terrible poder de hacerlo morir. Dios es indefenso como una sonrisa, indefenso cuando lo rechazan.
Dios es una sonrisa. Es pues impalpable si no es a lo más delicado, lo más generoso y puro que hay en nosotros. Por eso, al hablarles de la presencia real traté de mostrarles que es algo que no se puede tocar con las manos. Es un sacramento, un signo, un llamado que se nos dirige. Un sacramento es un signo que exige nuestra presencia total, y entonces pasará algo esencial. Si nosotros no estamos presentes, no significa nada para nosotros.
La Santísima Virgen es una especie de sacramento, el sacramento de la ternura de Dios para nosotros, pues Dios es tan madre como padre, y luego, ella es sobre todo madre de Cristo en nosotros.
Y aquí, creo yo que, si tuvieran que celebrar la misa, estarían conmovidas como yo en el momento de la consagración, al decir esas palabras increíbles, revolucionarias, que no osamos pronunciar, ya que decir: “Esto es mi cuerpo” es comprometerse a desaparecer en Jesús, a transformarse en Jesús. ¿Cómo llevar la Alianza nueva y eterna, y todo el amor, siendo uno un pobre hombre limitado, cansado, decadente, cómo decir esas palabras sin traicionar a Dios, sin mentir en las palabras mismas que uno pronuncia?
Ahí es donde la Virgen es un refugio. Hay al menos alguien que puede decir esas palabras, alguien que pudo decir: “Esto es mi cuerpo” poniendo en ellas toda la verdad que contienen, y es la Santísima Virgen. Ella puede llenar siempre esas palabras con el amor que las justifica.
Yo creo de verdad que la mediación de la Santísima Virgen es algo continuo y que no hay que hacer nada sin su mediación, ya que ella prepara en nosotros la cuna de Jesucristo que debemos ser nosotros por el brillo mismo de su persona. Por eso, cuando ya no podemos más, cuando estamos desesperados, basta con volvernos hacia la Virgen sin decir nada, con llamarla como mamá y exponernos al brillo de su luz.
Hay finalmente otra cosa en el misterio de la Virgen y es que ella nos traza la vocación. Nuestra vocación es también ser madre de Dios. Justamente, Dios quiere nuestro don, nuestro amor y nosotros debemos suscitar en el alma de los demás la cuna de Jesucristo.
Es algo revolucionario que Dios sea nuestro hijo al mismo tiempo que nuestro Padre. En la liturgia de Navidad decimos: “Nos ha sido dado un Niñito“. Dios quiere nacer de nosotros como nosotros nacemos de él. El secreto más profundo del Evangelio es que Dios quiere nacer de nuestro amor. Para estar seguros de encontrar a Dios, para estar seguros de seguir el Evangelio, el mundo tiene que transformarse y el rostro de Jesús aparecer al fin.
Maurice Zundel
En noviembre de 1953, en San Mauricio, (Valais) a las religiosas de san Agustín.

 

Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

Informazione

Questa voce è stata pubblicata il 25/12/2016 da in ESPAÑOL, Fé y Espiritualidad con tag , , , , , , .

San Daniele Comboni (1831-1881)

Inserisci il tuo indirizzo email per seguire questo blog e ricevere notifiche di nuovi messaggi via e-mail.

Segui assieme ad altri 1.360 follower

Follow COMBONIANUM – Formazione Permanente on WordPress.com
dicembre: 2016
L M M G V S D
« Nov   Gen »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

  • 139,092 visite

Disclaimer

Questo blog non rappresenta una testata giornalistica. Immagini, foto e testi sono spesso scaricati da Internet, pertanto chi si ritenesse leso nel diritto d'autore potrà contattare il curatore del blog, che provvederà all'immediata rimozione del materiale oggetto di controversia. Grazie.

Tag

Aborto Advent Advento Africa Afrique Alegria Ambiente America Amor Amore Amoris laetitia Anthony Bloom Arabia Saudita Arte Arte cristiana Arte sacra Asia Bibi Ateismo Avent Avvento Bellezza Benedetto XVI Bibbia Bible Biblia Boko Haram Book of Genesis Bruno Forte Capitalismo Cardinal Newman Carême Chiamate in attesa Chiesa China Chrétiens persécutés Church Cibo Cina Cinema Colombia Confessione Contemplazione Cristianesimo Cristiani perseguitati Cristianos perseguidos Cristãos perseguidos Cuaresma Cuba Cultura Curia romana Daesh Dialogo Dialogo Interreligioso Dialogue Dio Diritti umani Domenica del Tempo ordinario (A) Domenica del Tempo Ordinario (C) Domenica Tempo ordinario (C) Donna Ecologia Economia Ecumenismo Enciclica Enzo Bianchi Epifania Estados Unidos Eucaristia Europa Evangelizzazione Fame Famiglia Famille Family Família Fede Fondamentalismo France Gabrielle Bossis Genesi Gianfranco Ravasi Giovani Giovedì Santo Giubileo Gregory of Narek Guerra Guglielmo di Saint-Thierry Gênesis Henri Nouwen Iglesia India Iraq ISIS Islam Italia Jacob José Tolentino Mendonça Kenya La bisaccia del mendicante La Cuaresma con Maurice Zundel La Madonna nell’arte La preghiera giorno dopo giorno Laudato si' Le Carême avec Maurice Zundel Lectio Lectio della Domenica - A Lectio Divina Lent LENT with Gregory of Narek Le prediche di Spoleto Libia Libro del Génesis Libro dell'esodo Libro della Genesi Litany of Loreto Litany of Mary Livre de la Genèse Livro do Gênesis Madonna Magnificat Maria Martin Lutero martiri Matrimonio Maurice Zundel Medio Oriente Migranti Misericordia Mission Missione Morte México Natale Nigeria Noël October Oração Pace Padre nostro Padri del Deserto Paix Pakistan Papa Francesco Papa Francisco Pape François Paraguay Paul VI Paz Pedofilia Perdono Persecuted Christians Persecution of Christians Persecuzione anti-cristiani Persecuzione dei cristiani Pittura Pobres Pobreza Politica Pope Francis Poveri Povertà Prayers Preghiera Profughi Quaresima Quaresima con i Padri del Deserto Quaresma Quaresma com Henri Nouwen Raniero Cantalamessa Rifugiati Rosary Sacramento della Misericordia Santità Scienza Sconfinamenti della Missione Settimana del Tempo Ordinario Silvano Fausti Simone Weil Sinodo Siria Solidarietà Spiritualità Stati Uniti Sud Sudan Synod Terrorismo Terrorismo islamico Testimoni Testimonianza Thomas Merton Tolentino Mendonça Turchia Uganda Vatican Vaticano Venerdì Santo Viaggio apostolico Violenza Virgin Mary Von Balthasar
%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: