COMBONIANUM – Formazione Permanente

UNO SGUARDO MISSIONARIO SUL MONDO E LA CHIESA Missionari Comboniani – Formazione Permanente – Comboni Missionaries – Ongoing Formation

El papa Francisco por primera vez habla de ‘feminicidio’

noticia-papa_0

Histórica mención. El líder católico se refirió al combate de la “plaga” del feminicidio y criticó otra “tormenta” de nuestra sociedad: la violencia organizada. Elogió la fuerza de las familias norteñas y pidió mantener la esperanza para la reconstruccion.

Ghiovani Hinojosa
21 Enero 2018
larepublica.pe

En esta gira, dice Andrea Tornielli, que está a mi lado en el bus de periodistas, han pasado cosas por primera vez. “Por ejemplo, el Papa ha casado a una pareja en el avión y un país latinoamericano, Chile, lo ha recibido con frialdad”, comenta el periodista del diario La Stampa, que ha ido a los 22 viajes del Santo Padre y que ha publicado Los viajes de Francisco. Conversaciones con Su Santidad, una aproximación íntima al argentino.

Ayer por la tarde, en la Plaza de Armas de Trujillo, se volvió a hacer historia: el Papa, dirigiéndose a una audiencia predominantemente femenina que pugnaba por ver aunque sea una partecita de él, dijo: “Mirando a las madres y a las abuelas quiero invitarlos a luchar contra una plaga que afecta a nuestro continente americano: los numerosos casos de feminicidio“.

Esta palabra, explica Tornielli, no formaba parte del vocabulario papal. Es decir, se inauguró la posición oficial del Vaticano sobre este problema.

“Son muchas las situaciones de violencia que quedan silenciadas detrás de tantas paredes. Los invito a luchar contra esta fuente de sufrimiento pidiendo que se promueva una legislación y una cultura de repudio a toda forma de violencia”, agregó.

En la víspera, en el coliseo regional de Madre de Dios, ya había tenido un discurso feminista. “Tantas mujeres son tan desvaloradas, menospreciadas y expuestas a un sinfín de violencias. No podemos naturalizar la violencia, tomarla como algo natural. No, no se naturaliza la violencia hacia las mujeres, sosteniendo una cultura machista que no asume el rol protagónico de la mujer dentro de nuestras comunidades”, expresó refiriéndose a los pueblos originarios.

En la capital de La Libertad, las mujeres lo ovacionaron. Muchas de ellas llevaban polos con su rostro. Su Santidad se las había ganado con otra de sus frases amables: “María siempre será una madre mestiza, porque en su corazón encuentran lugar todas las sangres”, había dicho.

En efecto, llegaron señoras y jóvenes de diversos colores, vestimentas y actitudes para ver en persona a “papá Pancho”. Algunas dobletearon: estuvieron a las 10 de la mañana en la playa de Huanchaco, donde oyeron la misa cubiertas con gorros, casacas, mantas o lo que fuera para protegerse del sol implacable y luego se movieron a la Plaza Mayor para volver a verlo. Dos bendiciones son mejor que una.

Aceite y prevención

El mar de Huanchaco fue la primera parada en la agenda del Papaayer. El recibimiento fue muy cariñoso: fieles cantando, bailando, saludando con la mano. Otros sudando la gota gorda para cargar alguna imagen religiosa local que convenciera al visitante de que aquí todos somos bien católicos. El contagioso estribillo del himno del Papa en el Perú movía por inercia los cuerpos y creaba un clima de fiesta.

“Fue como en Copacabana”, dijo una periodista que suele cubrir los viajes del Santo Padre. Se refería a la multitudinaria Jornada Mundial de la Juventud que hubo en esa ciudad brasileña el 2013.

El escenario para la misa estaba decorado con motivos chimú y caballitos de totora. A un lado, al pie del estrado, estaba la Virgen de la Puerta de Otuzco, a quien el Papa, un poco peruanizado, se referiría en algún momento como “la mamita de Otuzco”. Lo primero que hizo cuando tuvo acceso al micrófono fue mencionar una a una las 18 imágenes religiosas que la gente había llevado. Cada mención traía su consecuente ovación. Nombró, por ejemplo, a la Virgen de la Asunción de Cutervo, a la Inmaculada Concepción de Chota y a la Virgen Dolorosa de Cajamarca.

Después dejó que leyeran el evangelio: Mateo 25, versículos del 1 al 13, el pasaje de las vírgenes prudentes. Diez mujeres iban a encontrarse con sus esposos lámpara en mano en medio de la noche, 5 de ellas llevaron poco aceite y 5 mucho, por si acaso. Al final, sólo las precavidas lograron dar con sus parejas. Una alegoría delicada de la precaución.

La lectura sirvió, entonces, para que el Santo Padre se introdujera en el tema de fondo que lo había llevado al norte: los estragos de El Niño costero. Ante unas 200.000 personas, muchas de las cuales esperaban sus palabras desde el día anterior, expresó: “Sé que en el momento de oscuridad, cuando sintieron el golpe de El Niño, estas tierras supieron ponerse en movimiento y tenían el aceite para ir corriendo y ayudarse como verdaderos hermanos. Estaba el aceite de la solidaridad, de la generosidad que los puso en movimiento y fueron al encuentro del Señor con innumerables gestos concretos de ayuda”.

Pero al rato, refiriéndose a las mujeres del evangelio, declaró: “En el momento crucial de su vida se dieron cuenta de que sus lámparas estaban vacías, de que les faltaba lo esencial para encontrar el camino de la auténtica alegría. Estaban solas y así quedaron fuera de la fiesta. Hay cosas que no se improvisan”.

Dios no va a evitar el calentamiento del agua del mar este año, ni va a reemplazar las esteras por ladrillos. Y acaso enviando un mensaje velado a las autoridades que no apuran la reconstrucción, indicó: “Los peruanos, en este momento de su historia, tienen derecho a no dejarse robar la esperanza”.

Delitos y tormentas

La misma frontalidad tuvo al referirse a la delincuencia organizada, uno de los dramas más acuciantes de la sociedad trujillana. “Otras tormentas pueden estar azotando estas costas –dijo– y, en la vida de los hijos de estas tierras tienen efectos devastadores. Tormentas que también nos cuestionan como comunidad y ponen en juego el valor de nuestro espíritu. Se llaman violencia organizada, como el sicariato y la inseguridad que esto genera”.

Después descendió a las profundidades para dar con las causas del problema: habló de “la falta de techo seguro” y de “tantas otras situaciones que… como los peores huaicos destruyen la confianza mutua, tan necesaria para construir una red de contención y esperanza”.

Luego de la misa, y antes de reunirse con sacerdotes y religiosos en el seminario San Carlos San Marcelo, Francisco se subió al papamóvil para dar una vuelta por el barrio de Buenos Aires, uno de los más castigados por las inundaciones del año pasado. Allí le cambiaron el nombre a la avenida que recorrería: se llamaba “Libertad” y ahora se llama “Papa Francisco”.

Crítica

– Ira. El periodista Pedro Salinas criticó en Facebook la presencia del obispo sodálite José Antonio Eguren, a quien llamó “encubridor de Luis Fernando Figari y abusador”. “En Chile se armó un quilombo cuando se detectó la presencia del obispo Juan Barros, encubridor de Karadima. ¡Acá no pasa nada!”.

Enviando un mensaje velado a las autoridades que no apuran la reconstrucción, indicó: “Los peruanos, en este momento, tienen derecho a no dejarse robar la esperanza”.

Rezó por los enfermos en Lima

– El papa Francisco rezó por los enfermos que se acercaron a la Nunciatura Apostólica de Lima a verlo, tras su viaje a la ciudad de Trujillo, en el norte del Perú. “Muchas gracias por venir a saludarme. Antes de entrar saludé a todos los hermanos que están enfermos, ahora todos nosotros vamos a mirarlos y vamos a rezar por ellos”, dijo desde el balcón de la Nunciatura. “Están enfermos y quisieron venir”, agregó, antes de rezar un Padre Nuestro y un Ave María.

– Francisco se acercó a saludar a los niños y ancianos enfermos que lo esperaban, acompañados por monjas y sacerdotes, en los exteriores de la Nunciatura, en el distrito de Jesús María. Tras el rezo y la bendición a los pacientes, les pidió a los cientos de personas reunidas en el lugar que se fueran a casa “pensando en estos enfermos y pidiéndole a la Virgen que esté cerca de ellos”.

– Ante las protestas, Francisco insistió en que “se está haciendo tarde y tienen que llegar a casa, tienen que dormir y tienen que dejar dormir a la gente que vive aquí”.

 

Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

Informazione

Questa voce è stata pubblicata il 21/01/2018 da in Actualidad religiosa, ESPAÑOL con tag , , .

San Daniele Comboni (1831-1881)

Inserisci il tuo indirizzo email per seguire questo blog e ricevere notifiche di nuovi messaggi via e-mail.

Segui assieme ad altri 1.470 follower

Follow COMBONIANUM – Formazione Permanente on WordPress.com
gennaio: 2018
L M M G V S D
« Dic   Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • 165,541 visite

Disclaimer

Questo blog non rappresenta una testata giornalistica. Immagini, foto e testi sono spesso scaricati da Internet, pertanto chi si ritenesse leso nel diritto d'autore potrà contattare il curatore del blog, che provvederà all'immediata rimozione del materiale oggetto di controversia. Grazie.

Tag

Advent Advento Africa Amore Amoris laetitia Anthony Bloom Arabia Saudita Arte Arte cristiana Arte sacra Ateismo Avent Avvento Bellezza Bibbia Bible Biblia Boko Haram Book of Genesis Cardinal Newman Carême Chiamate in attesa Chiesa China Chrétiens persécutés Church Cibo Cina Contemplazione Cristiani perseguitati Cristianos perseguidos Cuaresma Cuba Curia romana Daesh Dialogo Dialogo Interreligioso Dio Domenica del Tempo Ordinario (C) Domenica Tempo ordinario (C) Donna Ecologia Economia Ecumenismo Enzo Bianchi Estados Unidos Eucaristia Europa Evangelizzazione Famiglia Family Família Fede France Gabrielle Bossis Genesi Gianfranco Ravasi Giovani Giubileo Gregory of Narek Guerra Guglielmo di Saint-Thierry Gênesis Henri Nouwen Iglesia India Iraq ISIS Islam Jacob José Tolentino Mendonça Kenya La bisaccia del mendicante La Cuaresma con Maurice Zundel La Madonna nell’arte La preghiera giorno dopo giorno Laudato si' Le Carême avec Maurice Zundel Lectio Lectio Divina Lent LENT with Gregory of Narek Le prediche di Spoleto Libro del Génesis Libro dell'esodo Libro della Genesi Madonna Magnificat Maria Martin Lutero martiri Matrimonio Maurice Zundel Medio Oriente Migranti Misericordia Missione Natal Natale Nigeria Noël Pace Padre nostro Padri del Deserto Pakistan Paolo VI Papa Francesco Papa Francisco Pape François Paz Pedofilia Perdono Persecuted Christians Persecution of Christians Persecuzione dei cristiani Pittura Pobreza Pope Francis Poveri Povertà Prayers Preghiera Profughi Quaresima Quaresima con i Padri del Deserto Quaresma Quaresma com Henri Nouwen Raniero Cantalamessa Rifugiati Rosary Scienza Sconfinamenti della Missione Settimana del Tempo Ordinario Silvano Fausti Simone Weil Sinodo Siria Spiritualità Sud Sudan Terrorismo Terrorismo islamico Testimonianza Thomas Merton Tolentino Mendonça Turchia Uganda Vatican Vaticano Venerdì Santo Violenza

Categorie

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: