COMBONIANUM – Formazione Permanente

UNO SGUARDO MISSIONARIO SUL MONDO E LA CHIESA Missionari Comboniani – Formazione Permanente – Comboni Missionaries – Ongoing Formation

El día en que un cura español y unos azucareros de Colombia cambiaron su destino

El misionero asturiano Jose Pérez Álvarez puso en marcha hace medio siglo un sistema educativo para los hijos de los trabajadores de la caña que ahora forma a 4.000 jóvenes

1

Un grupo de corteros de caña de la finca Providencia en las inmediaciones del centro de formación

Llegó a Colombia hace 60 años para impartir unas charlas formativas en El Cerrito, cerca de Cali. El padre José Pérez quedó prendado por el olor a hierba húmeda, las montañas del Valle del Cauca, el afecto y la humildad de aquellos hombres tiznados de hollín que le recordaban a los mineros de carbón de aquella Asturias natal que había dejado atrás hace años. Eran los trabajadores de la finca de Ingenio Providencia, dedicada a la caña de azúcar.

“Los corteros y acarreadores vivían en pequeños barracones en los mismos terrenos de la empresa, rodeados de cañaverales, de manera insalubre y sin más enseres personales que una olla para cocinar y un machete para trabajar”, recuerda el padre Pérez. Aquella visión le hizo no volver a hacer la maleta e implicarse por esos obreros del azúcar de rostro amargo que se mostraban incrédulos porque alguien se preocupase por ellos.

“Había desconfianza y cierta hostilidad entre empresa y trabajadores, unos trece mil en aquella época. Estaban incómodos por dos razones: vivían hacinados en casas nada dignas, burdas y miserables. Además, sentían una gran preocupación por el futuro de sus hijos, tampoco tenían escuela”, indica. “Un día me llegó un tipo enorme que me dijo: ‘Mire, padrecito, nosotros hemos nacido esclavos y esclavos moriremos. Nuestra suerte está echada y no hay remedio. Si puede, haga algo por nuestros hijos para que no tengan que correr la misma perra suerte”. Fue el detonante. Se quedó 25 años, primero como capellán y, más tarde, como director de relaciones humanas con el objetivo de mejorar la situación de los trabajadores de las empresas que integraban la empresa Ingenio Providencia y que, en su mayoría, a excepción de directivos y técnicos, eran analfabetos.

El Centro de Formación Integral Providencia surgió hace 56 años, cuando aquel tipo enorme le mostró que el verdadero problema en el Valle del Cauca era la falta de educación.“Me dí cuenta de que sería el hombre más feliz del mundo si lograba abrir un centro de formación para sacar adelante a esos hijos”.

2

El misionero pasea por las instalaciones del centro de formación. Á. F.

En 1961 comienzan las obras con la cesión por parte de la empresa de los terrenos de ocho hectáreas y el esfuerzo de los trabajadores que iban a ser la mano de obra durante sus fines de semana de descanso. Ese fue el germen de la mayor obra social del sector azucarero en Colombia en un esfuerzo tan tenaz como voluntarioso.

“Cuando tuvimos el terreno nos pusimos a trabajar con el poco material que conseguimos comprar, el resto lo íbamos sacando de chatarra, de material donado o del que recogíamos de una manera u otra por los terrenos de la finca: los antiguos rieles de los trenes de azúcar son hoy las vigas de los talleres mecánicos”. Esas apropiaciones de material le costó decenas de conflictos con alguno de los directivos.

Los más viejos del lugar recuerdan bien al cura con sotana y sombrero, conduciendo aquella furgoneta que apodaban Mac Macho y un remolque atado atrás cargado de trabajadores y de material de construcción que iba apañando por ahí. Tampoco olvidan el rostro de orgullo de aquellos corteros cuando se graduaban sus retoños y entraban a trabajar en el ingenio como sus jefes.

Los primeros beneficiarios del centro fueron esos hijos de los trabajadores de la azucarera, la mayoría acabaron como técnicos especialistas. Todo un hito social en una sociedad estratificada en niveles sociales. Actualmente trabajan con más de cuatro mil jóvenes y el sistema de formación ha sido implantado con gran éxito en países como Perú y Ecuador. Fue premiado por el Ministerio de Educación al mejor Centro Regional de Educación Superior en 2008.

“Es un sistema autosuficiente gracias a los frentes productivos que mantienen como la división de confección donde realizan uniformes laborales para las empresas más importantes de Colombia”. El centro también pretende contribuir al desarrollo social y económico de la comarca, en los talleres de corte y confección generan formación y empleo a madres solteras además de brindarles la oportunidad de darle a sus hijos educación básica primaria y secundaria.

El Gobierno colombiano condecoró al padre Pérez en 1982 por este trabajo educativo con la medalla cívica Camilo Torres, aquel cura guerrillero muerto en combate y con el que, curiosamente, mantenía una buena amistad “el sacerdote más culto, sencillo y elegante que conocí, y por el que he llorado mil veces recordando el día que se despidió de mi para irse a la guerrilla del ELN”.

Los corteros y acarreadores vivían en pequeños barracones en los mismos terrenos de la empresa, rodeados de cañaverales, de manera insalubre y sin más enseres personales que una olla para cocinar y un machete para trabajar

Una vez terminada esa obra comenzó a luchar por una vivienda digna para los empleados. Con su terquedad y diplomacia involucró de nuevo a la empresa y a un buen puñado de obreros para construir, en 1967, un barrio para los 72 trabajadores más humildes, el barrio Oviedo, “en honor a mi ciudad del alma”. Calles y casas de planta baja situadas justo enfrente del centro formativo. Más adelante construiría el barrio de El Carmen para otras doscientas familias más. “Están edificadas  según las exigencias de la Convención de Bruselas de 1927, en la que se decía que la vivienda del trabajador debe estar cerca pero fuera de las empresas y tener un pequeño huerto para desestresarse pero también como una fuente de ingresos”.

Hoy, en las calles del barrio Oviedo apenas quedan un puñado de aquellas casas intactas. Esas familias fueron creciendo y con ellas su vivienda. Muchas han doblado la altura y han dividido su huerto para que sus hijos construyeran sus propios hogares. “Casi todos trabajan en el sector azucarero y la gran mayoría como mandos intermedios gracias a sus estudios en el Centro de Formación Integral”.

Tras la jubilación regresó a España por un periodo de tiempo y fundó en 1995 la institución Padrinos Asturianos, desde donde presta ayuda a menores en situación de extrema pobreza a los que brinda apoyo social y formativo, implicando para ello a profesionales que trabajan de manera voluntaria. A día de hoy José Pérez ha retornado a vivir a Cali donde a sus 92 años continua supervisando los programas de formación o visitando a alguno de los mas de mil estudiantes de entre los 5 y los 18 años y de escasos recursos.

La educación lo es casi todo. “Y cultivarla es una obligación de los gobiernos y de todos. ¿Qué será mañana de los niños que hay en Colombia con hambre y sin escuela? ¿Van ser agentes de paz o de violencia? Todos podemos ayudar para poder hacer frente al problema de estos desamparados”, dice.

ÁLVARO FUENTE
El Cerrito 
Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

w

Connessione a %s...

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Informazione

Questa voce è stata pubblicata il 13/07/2018 da in ESPAÑOL, ITALIANO, Vocación y Misión con tag , , .

San Daniele Comboni (1831-1881)

Inserisci il tuo indirizzo email per seguire questo blog e ricevere notifiche di nuovi messaggi via e-mail.

Segui assieme ad altri 1.562 follower

Follow COMBONIANUM – Formazione Permanente on WordPress.com
luglio: 2018
L M M G V S D
« Giu    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

  • 199,969 visite

Disclaimer

Questo blog non rappresenta una testata giornalistica. Immagini, foto e testi sono spesso scaricati da Internet, pertanto chi si ritenesse leso nel diritto d'autore potrà contattare il curatore del blog, che provvederà all'immediata rimozione del materiale oggetto di controversia. Grazie.

Tag

1-2 Samuele Africa Afrique Ambiente Amore Anthony Bloom Arabia Saudita Arte sacra Bibbia Bible Biblia Boko Haram Book of Genesis Cardinal Newman Carême Chiamate in attesa Chiesa China Chrétiens persécutés Cibo Cina Contemplazione Cristianos perseguidos Cuaresma Curia romana Dal rigattiere di parole Dialogo Diritti umani Economia Enzo Bianchi Eucaristia Europa Famiglia Família Fede France Gabrielle Bossis Genesi Gianfranco Ravasi Giovani Giubileo Gregory of Narek Guerra Guglielmo di Saint-Thierry Gênesis Henri Nouwen Iglesia India Iraq ISIS Islam Jacob José Tolentino Mendonça Kenya La bisaccia del mendicante La Cuaresma con Maurice Zundel La preghiera giorno dopo giorno Laudato si' Le Carême avec Maurice Zundel Lectio Lent LENT with Gregory of Narek Libro del Génesis Magnificat Martin Lutero martiri Matrimonio Maurice Zundel Migranti Misericordia Mission Missione Natale Natale (C) Nigeria P. Cantalamessa Pace Padri del Deserto Pakistan Paolo VI Papa Francesco Papa Francisco Pape François Pedofilia Perdono Persecuted Christians Persecution of Christians Persecuzione dei cristiani Pittura Politica Pope Francis Poveri Povertà Prayers Profughi Quaresima (C) Quaresima con i Padri del Deserto Quaresma Quaresma com Henri Nouwen Raniero Cantalamessa RDC Regola di Vita Rifugiati Sconfinamenti della Missione Silvano Fausti Simone Weil Sinodo Siria Sud Sudan Terrorismo Terrorismo islamico Testimonianza Thomas Merton Tolentino Mendonça Turchia Uganda Vatican Vaticano Venerdì Santo Virgin Mary

Categorie

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: